Tales of the Cocktail 2018: una mirada española

by François Monti

Hace unos meses, imperaba la duda: ¿se iba a organizar Tales of the Cocktail 2018? ¿En qué condiciones? Esta decimosexta edición viene después de meses de problemas, causados por una fuerte polémica alrededor de su fundadora. Por presión de la industria, se vio forzada a vender el evento pero la compra llegó tarde y los nuevos organizadores solo contaron con escasos meses de preparación. Eso les impidió convencer a muchas marcas que habían dado la espalda a esta gran misa de la coctelería.

Organiza ahora Tales of the Cocktail un fundación 100% caritativa. Este año, donó becas por un valor total de 250.000 dólares pero esperan donar mucho más en los años que vienen. Para esto, necesitan un evento irreprochable. Muchos acudimos a Tales 2018 con preguntas, dudas. Se despejaron en el curso de la semana. Según los más veteranos, parece que se vuelve a los orígenes, con menos fiestas gigantes, una presencia más discreta de las marcas y un claro enfoque sobre la educación. Menos exceso, más reunión de apasionados con ganas de crecer.

Imposible hacer un resumen del programa educativo, con decenas de ponencias. Iban de temas relativamente esotéricos, como el ‘funk’ en el ron jamaicano o una cata de extractos de los principales productos botánicos utilizados por su amargor en aperitivos y digestivos hasta propuestas generalistas como un paseo por las destilerías más bonitas del mundo. Y como hay que hacer una selección, les hablaré brevemente de las charlas que implicaron a protagonistas españoles.

Lo curioso es que si había muchos menos visitantes de España este año (se ve que por la incertidumbre alrededor del evento, algunas marcas recortaron presupuesto), había más ponentes ligados con el país que nunca. Por un lado, Miguel Lancha, uno de los pioneros del renacer de la coctelería en España al final de los años 2000, vino a presentar su trabajo en el grupo estadounidense del chef José Andrés, y en particular en el Barmini de Washington D.C., el buque insigne de Think Group. Como Cocktail Innovator de la empresa, Miguel diseña el programa bar de los 18 establecimientos de José Andrés. En Barmini elaboran la mayoría de la I&D. Es un concepto y un espacio bastante único, que no se parece para nada a un bar y donde el equipo trabaja productos y técnicas vanguardistas a la altura del trabajo de cocina de un chef de la talla de José Andrés.

Siguiendo con la vanguardia, con un presupuesto bastante menor, una de las grandes sorpresas vino de la propuesta del barman argentino Matías Sarli e Ignacio de Juan-Creix, del plat – Institute of Augmented Gastronomy. En una sala abarrotada, jugaron con realidad aumentada (el sabor del trago presentado audiovisualmente), con texturas e inclusos con platos volantes. El público americano parece menos familiarizado con las técnicas modernistas del Bulli o de Tony Conigliaro, pero la calidad de las bebidas servidas bien estaba a la altura de la emoción que se leía en los ojos de todos al finalizar el seminario.

Por último, Jesús de los Mozos, brand ambassador Bombay, compartió mesa con Raj Nagra (global de la misma marca), Simon Ford y otros para hablar de los desafíos de la ginebra al nivel mundial. España tuvo su momento (de vergüenza) cuando se habló del fenómeno de las ‘ginebras’ rosas (un 10% del mercado ahora mismo). Tampoco se quedaron cortos a la hora de denunciar el marketing absurdo de ciertas marcas y el uso de productos botánicos muy extraños en algunas recetas. ¿Estamos rompiendo lo que nos costó tanto construir, se preguntaba Nagra? Detectamos algo de optimismo en las conclusiones: hay que controlar ciertas impulsiones, pero el círculo de auténticos apasionados de la ginebra no para de crecer, como lo demuestra la Juniper Society del Atlas de Singapore.

(Por mi parte, hablé del futuro del vermut blanco, pero no sé si cuento ya como integrante del contingente español).

Esta edición 2018 fue una prueba de fuego para la nueva dirección. La pasaron con éxito. Habrá que ver cómo evoluciona la cosa a partir del año viene, ya que uno puede pensar que los que se mantuvieron a distancia de Tales el mes pasado pensarán en volver para la próxima. ¿Se mantendrá la dinámica?

François Monti
Periodista y escritor belga afincado en Madrid desde 2009. Escribe sobre cócteles y destilados para varios medios internacionales.